Servomotores Bx4 de Faulhaber para el nuevo mini AGV de Prolynk

Servomotores Bx4 de Faulhaber para el nuevo mini AGV de Prolynk

“Los Servomotores de Faulhaber se han incorporado en el nuevo mini AGV de Prolynk, estos son ideales ya que ofrecen mucha potencia en poco espacio.”

El Internet of things (IoT) hace posible la fabricación de productos personalizados de forma automática, en lotes tan pequeños como de un solo producto. La ruta del componente por el proceso de montaje adquiere, así, un significado totalmente nuevo. Con el sistema Prolynk, la maquinaria de fabricación y las estaciones de montaje se pueden configurar y combinar con una flexibilidad total. Las piezas se mueven individualmente y pasan automáticamente de estación a estación, van, por así decir, en un “minitaxi”. FAULHABER suministra la tecnología de Servomotor para los AGV.

La línea de montaje móvil permitió aumentar la producción 

Cuando Henry Ford instaló la primera “línea de montaje móvil” en 1913 multiplicó la producción de sus coches por ocho. Eso representó un enorme salto en eficiencia productiva. Además, le permitió no solo reducir drásticamente el precio de su modelo T sino aumentar los salarios de sus trabajadores. Por lo que, era de esperar que se copiara rápidamente este éxito. Incluso actualmente se fabrican innumerables productos según el principio de línea de montaje. 

Sin embargo, este sistema es menos adecuado para pequeñas series y mucho menos para la producción automatizada. Pero este es uno de los objetivos de la Industria 4.0 y del Internet industrial de las cosas. Los distintos productos deberían diseñarse y equiparse según los requisitos del cliente y con el mayor nivel posible de automatización. Esto requiere de una flexibilidad en los procesos que no es muy compatible con el recorrido instalado fijo de una cinta transportadora.

¿Cómo funciona el sistema de AGV de Prolynk?
Sistema Prolynk

Con la tecnología Prolynk, la configuración de la “línea de montaje” puede adaptarse o reconfigurarse libremente, según los requisitos de cada cliente. Los componentes ya no viajan por un recorrido predeterminado, sino que se transportan a través de una pequeña unidad de transporte (vehículo guiado automático, AGV): «La parte que se va a procesar es, por tanto, transportada a todas las estaciones requeridas con la máxima fiabilidad posible», explica Antonio Sánchez, Director Comercial de Prolynk. “Los pasos de procesado se pueden realizar de forma totalmente independiente, tanto si se hacen manualmente como con robots y, aún así, la secuencia es todavía automática”.

Una plataforma hecha de módulos estandarizados sirve como base física del sistema. Consta de placas estandarizadas y se puede diseñar libremente con respecto al tamaño y la forma. Las placas de metal forman la unidad base y sirven como superficie de movimiento.

Una variante de la placa base está equipada con unidades de sujeción para indexar. Para los pasos de producción que requieren alta precisión o para los que se debe compensar una mayor aplicación de fuerza, mantienen el vehículo y el componente en su posición. Aquí, la placa también tiene una abertura en el centro. Esto también se puede utilizar para realizar el procesamiento desde abajo, ya que corresponde perfectamente con la forma de la abertura del AGV.

Características del sistema AGV de Prolynk: Secuencia arbitraria de las estaciones de montaje

El sistema AGV Prolynk está disponible en dos tamaños: 325×230 y 450×350 milímetros. Y, la carga máxima es de entre 5 y 35 kilogramos dependiendo del modelo. El componente que se va a procesar se fija durante el recorrido hasta las diferentes estaciones de montaje mediante una abertura en el medio. Estas estaciones se pueden conectar libremente, incluyendo trabajos manuales, así como tareas realizadas automáticamente por máquinas o robots.

¿Qué ventajas ofrecen los Servomotores Bx4 de Faulhaber? 

Los controladores de movimiento de tipo MC 5004 P y los encoder de la serie IE3-1024 de FAULHABER juegan un papel importante aquí. Detectan la rotación de los motores Brusless (sin escobillas) de la serie BX4, que es utilizada por la placa base electrónica Prolynk para realizar la odometría (estudio de la estimación de la posición de vehículos con ruedas durante la navegación). Así como, para calcular la posición de AGV y gestionar el control de movimiento. 

La fuerza del motor se transfiere a las correas de transmisión de las ruedas mediante reductores planetarios del motor 32/3. «Si una empresa decide escoger la solución Prolynk, los AGV se convierten en el corazón del proceso de producción. Por lo tanto, este sistema, debe funcionar de forma totalmente segura y con un nivel de mantenimiento muy bajo, durante el mayor tiempo posible, asegurando un bajo coste”.

¿Por qué los motores de Faulhaber son la mejor elección? 

Antonio Sánchez, explica las prioridades para la selección de los componentes del AGV. «La calidad de los productos tenía la máxima prioridad para nosotros. FAULHABER puede garantizarnos no sólo la calidad requerida, sino que los motores también ofrecen ventajas adicionales que son esenciales para nuestra aplicación. 

En el sistema de AGV Prolynk hay muy poco espacio en el vehículo. Pero, aun así, se necesita una gran potencia para mover piezas pesadas a la velocidad requerida.

Con respecto a la relación entre volumen y par, la serie BX4 es líder en el mercado mundial. Esta densidad de potencia es un factor clave para ofrecer a nuestros clientes una solución tan fiable como flexible”. La combinación de fiabilidad y flexibilidad ofrece a los usuarios de Prolynk la máxima flexibilidad en el diseño de sus procesos de producción. Teóricamente pueden empezar con una pequeña plataforma que consiste en unas pocas placas y un solo mini-AGV.

El sistema puede ampliarse o reorganizarse libremente, con una gran flexibilidad y adaptabilidad. Las funciones inteligentes están disponibles y la tecnología Prolynk es fácil de integrar en la arquitectura del PLC. También se pueden integrar fácilmente nuevos productos, nuevos procesos y tecnologías; los módulos existentes se pueden reorganizar en función de las circunstancias. “No hay límites a la adaptabilidad del sistema”, enfatiza Antonio Sánchez. «La capacidad de producción se deriva directamente nada más hacer el pedido».

Elmeq Motion y Faulhaber, la solución para dispositivos AGV

En Elmeq Motion y Faulhaber, somos especialistas en proponer soluciones mecatrónicas de precisión con la tecnología más avanzada de micromotores eléctricos. Nuestra gama, cumple todos los requisitos normativos, y nuestra amplia experiencia, nos hace ser vuestro “partner” ideal para el desarrollo de soluciones mecatrónicas. Si vas a empezar un proyecto de electromedicina, defensa, automatización industrial o la robótica, contacta con los especialistas de Elmeq.

Descubre las últimas novedades de Faulhaber:
Volver a noticias
Chat profesional
Video conferencia
Accede a la agenda
Reunión presencial

Atención personalizada disponibilidad 360º